Atentado a la catedral de Managua en Nicaragua

32
La bomba produjo graves daños en la Capilla en la que se encuentra la venerada imagen de la Sangre de Cristo de más de 300 años de antiguedad

 El viernes, 31 de julio de 2020, a las 11:00 a.m. hora Nicaragua (01:00 p.m. hora Venezuela), un sujeto no identificado ingresó a la Capilla de la Sangre de Cristo de la Catedral Metropolitana de Managua y arrojó una bomba que produjo un incendio.

La bomba produjo graves daños en la Capilla en la que se encuentra la venerada imagen de la Sangre de Cristo de más de 300 años de antigüedad, así como el sagrario del Santísimo Sacramento. Al respecto, el Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, declaró que se trató de «un acto terrorista», mientras que el Obispo Auxiliar, Mons. Silvio Báez, expresó «atacan la imagen de Cristo porque está clavado en la cruz, agreden a la Iglesia porque no usa la violencia (…) La imagen de la Sangre de Cristo muestra hoy el dolor del sufrido pueblo de Nicaragua que ciertamente resucitará».

De autor desconocido, la imagen de la Sangre de Cristo es una representación de Jesús en la cruz, tallada en madera policromada y data del siglo XVII aproximadamente. Este suceso de sacrilegio y profanación amerita gran oración por parte de todos los fieles cristianos.

Se trata del tercer ataque a la Arquidiócesis de Managua; el primero de ellos fue en la Capilla Nuestra Señora del Carmen en Veracruz y el segundo en la Capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro perteneciente a la Parroquia Santa Ana.

Prensa CEV

Síguenos por  Instagran y Twitter como @lagreydigital y en Telegran: La Grey Digital