Legión de María celebra 99 años de fundada

72
Día de júbilo

Estamos de Fiesta Hermanos!

Llegó el gran día… Día de júbilo y alegría… Este es el día que hizo el Señor.

Nuestra Asociación de Apostolado llega a un año más de vida, y no es cualquier cumpleaños, se trata del Nonagésimo Aniversario.

Noventa y nueve años al servicio del Señor y de su Iglesia, acaudillados por *Aquella que es Bella como luna, Brillante como el sol… María Inmaculada, medianera de todas las gracias.
Iniciamos así un Año Jubilar de Celebración mirando hacia el Centenario de nuestra fundación; desde sus inicios aquella noche del 7 de septiembre de 1921, la Legión de María fue concebida para ser instrumento de amor y salvación para las almas, por eso nuestra finalidad es la Santificación personal por medio del apostolado.

Nacida en la Irlanda Católica, la Legión toma en un principio el nombre de Asociación de Nuestra Señora de la Misericordia… pues el primer trabajo fue la visita un Hospital y llevar la mirada de misericordia de nuestra Señora, pues en cada enfermo visitado, la Virgen pudo cuidar por medio de aquellas primeras legionarias a su Hijo Jesucristo.

Este Aniversario, es distinto a los anteriores por muchas razones; en primer lugar nos restringe de nuestro deber primordial como es la junta semanal, la cuarentena en la que nos encontramos por el Covid-19, enfermedad que se ha convertido en una pandemia y mantiene al mundo en sobra y cuidado.

Por otra parte, muchos Hermanos han tenido que migrar a otros países en busca de mejoras para ellos y sus familia, sin embargo ésta ha permitido que la semilla del Evangelio se vaya esparciendo por todo el mundo con el testimonio de vida de nuestra cultura venezolana.

Ahora bien, todo esto nos lleva a reflexionar y a replantear el trabajo de Apostolado sin olvidar lo más importante, somos instrumentos de Dios, y en manos de María nuestra Madre, estamos llamados a ser instrumentos dóciles y eficaces para que Ella pueda continuar la obra del cuidado de su Divino Hijo en cada alma.

Vienen a nuestros recuerdos, tantos hombres y mujeres que con su amor y entrega han hecho de nuestro ejército en orden de batalla un destacamento apropiado para la obra de extensión del Reino de los Cielos.

Cada contacto callejero, cada niño catequizado, cada enfermo visitado, cada matrimonio santificado, cada familia visitada y cada Rosario propagado nos llena de regocijo por saber que estamos cumpliendo con la misión que se nos ha encomendado… Sabemos que no es obra nuestra, solo somos instrumentos, repito esto: Somos instrumentos en el mundo.

Es propicia la ocasión, para agradecer también a quienes con sus oraciones de cada día, sostienen nuestra labor… Nuestros socios auxiliares, sin ellos estaríamos cansados y agobiados… Son ellos la fuerza que nos ayuda en el tránsito de la batalla espiritual.

También, es oportuno agradecer a nuestros Directores Espirituales, guías en el camino de cada día, pedimos para ellos que el Buen Pastor acreciente su vocación de entrega y servicio.
Así mismo, agradecemos a todas aquellas personas amigas y bienhechores que nos apoyan en la obra de evangelización, para ellos pedimos la recompensa que no tiene precio… La bendición de Dios.

Queridos Hermanos!

Que esta celebración de inicio de Año Jubilar, sea para nosotros momento de renovar nuestro compromiso bautismal y nuestra promesa legionaria, para que el Espíritu Santo mantenga la llama de su amor viva en nosotros; es momento de renovar nuestro compromiso y acto de Consagración a Nuestra Señora a quien le decimos: “Soy todo tuyo, Reina mía, Madre mía y cuánto tengo tuyo es”.

Que no se nos olvide nunca:

“La Legión de María, muestra el verdadero rostro de la Iglesia Católica”

(San Juan XXIII, Papa).

¡Feliz Aniversario!

Testimonio de un legionario… Gustavo Velazco

Síguenos por  Instagran, Facebook y Twitter como @lagreydigital y en Telegran: La Grey Digital