Cáritas denuncia dura situación de venezolanos en frontera con Colombia

40
A pesar de los esfuerzos que hace la Iglesia en esta región, “la situación continúa siendo crítica y lamentable”

Ingresan “con muy poco dinero, sin un documento de regularidad que les permita trabajar para poder sostener a sus familias”

Puerto Carreño, capital del departamento de Vichada, al oriente colombiano, límites con Venezuela, recibe a una gran cantidad de migrantes, quienes huyen de la peor crisis de la historia del país vecino.

“Muchas familias migrantes llegan a este municipio fronterizo en condiciones de vulnerabilidad altísimas”, relata Gabriel Flórez, director de Cáritas de Puerto Carreño.

De hecho, ingresan “con muy poco dinero, sin un documento de regularidad que les permita trabajar para poder sostener a sus familias, que incluyen niños y bebés de brazos”, sumado a esto  “su estado de habitabilidad es el principal generador de enfermedades físicas y psicológicas, lo que agudiza aún más su situación crítica”.

Una crítica situación

Además en este municipio hay presencia de “comunidades indígenas del vecino país que se han asentado en las periferias del territorio en condiciones lamentables, pues se encuentran viviendo en casas improvisadas construidas por ellos mismos”.

Construcciones hechas con materiales como plástico, tabla o lata de zinc, “expuestos a las inclemencias del clima y a una serie de factores que afectan su salud”.

Por ello “ninguno de estos hogares cuenta con acceso a los servicios básicos de agua potable, servicio de recolección de basuras o alcantarillado, que les permitan tener una condición de vida digna”.

Estas condiciones de insalubridad han desencadenado todo tipo de enfermedades como diarreas e infecciones, especialmente en niños y niñas.

Soluciones de fondo

A pesar de los esfuerzos que hace la Iglesia en esta región, “la situación continúa siendo crítica y lamentable”, sobre todo “en las zonas rurales del municipio”, sostiene el sacerdote.

Por tanto “es urgente pensar en la implementación de soluciones de fondo para que la población migrante, particularmente la que se encuentra en el Departamento de Vichada pueda acceder a mejores condiciones de vida”.

Por ahora Cáritas Puerto Carreño “continuará sirviendo y acogiendo a la población venezolana con el fin de brindar una mano solidaria que contribuya a proveer asistencia humanitaria en trabajo conjunto con diferentes instituciones y organizaciones nacionales e internacionales”.

Vida Nueva

Síguenos por  Instagram, Facebook y Twitter como @lagreydigital y en Telegram: La Grey Digital